fbpx
Select Page
¿Cómo liberarme de las deudas sin morir en el intento?

El camino de ordenar las finanzas no es muy fácil cuando no contamos con la educación financiera necesaria, este artículo busca darte una orientación general de cómo salir del problema y ayudar a enfocarte en un nuevo estilo de vida.  

Antes de continuar es importante aclarar que toda la deuda no es mala.

Clases de deuda

Deuda buena – inversión: es aquella que se contrae para comprar un bien que se valorice o que genere ingresos que permitan pagar la cuota de la deuda, o en determinado tiempo pagar la totalidad adeudada y además genere una utilidad.

Deuda mala – gasto: aquellos prestamos en los que se incurre para satisfacer gustos, es decir, para adquirir bienes no considerados inversión (no producen ingresos) algunos ejemplos son: carro, televisor, celulares de alta gama, y por si fuera poco contemplan una serie de gastos el mantenerlos.

 Ahora que conoces los tipos de deudas te puedes hacer una idea de cómo está tu situación actual. A continuación te mostraremos como podrás librarte de las deudas.

 1. Acépta el problema

El primer paso por regla general para solucionar un problema es tener conciencia del mismo. No se trata que alguien te diga que no estás bien, se trata de tener identificado plenamente el problema y querer buscarle una solución para mejorar un aspecto de tu vida.

El simple hecho que estés leyendo esto indica que ya has identificado el problema y estás buscando ayuda para una solución definitiva.

La mayoría de las veces cuando llegan las deudas es para quedarse, y crecen hasta que llega el momento en que parece que no hay solución.

Esto trae consigo el estrés financiero, producto de la amenaza que sentimos por nuestra estabilidad económica y también del patrimonio.

Tener unas finanzas sanas puede ser un reto muy difícil, ya que vivimos en un mundo de consumismo, donde es posible que no tengamos deuda en determinado momento, pero decidimos cambiar de automóvil y contratamos una deuda por 5 años, que se pudo haber evitado solo conservando el antiguo auto por un tiempo y no tener que pagar intereses por el nuevo.

 

2. Planea tus finanzas

 Existen una serie de pasos que son necesarios para lograr tener un plan financiero.

2.1 Realiza un Balance

 Lo que no se puede medir no se controla y lo que no se controla no se puede mejorar.

No es posible planificar tus finanzas si no sabes exactamente cuanto ganas y como te lo gastas. En este punto te incentivo a que midas absolutamente todo lo relacionado a tu dinero, debes crear el habito, para poder controlar y tomar decisiones que te permitirán mejorar tus finanzas. Te recomiendo que uses cualquier aplicación móvil como por ejemplo: FINTONIC , MONEY PRO , WALLY + , y muchas otras que también son buenas.

2.2 Elimina lo que más puedas

Una vez hayas hecho una reflexión de cómo te gastas el dinero y lo que representa del total de lo que ganas, este paso puede ser muy sencillo.

Cabe anotar que para todas las personas los gastos indispensables no son los mismos, cada quien tiene sus propias necesidades, por lo tanto debes analizar cuales son tus gastos prescindibles y reducirlos al maximo, en especial los gastos hormiga, que son pequeños pagos que individualmente no representan mucho, pero cuando son dia tras dia, al final del mes son una parte importante del presupuesto.

 2.3 Presupuesta unas finanzas sanas

En este punto del proceso debes establecer cuales son los gastos mas importantes, por ejemplo: Alimentación, Gastos vivienda (sea alquiler o hipoteca), Desplazamiento (gasolina, gastos de coche, transporte público, etc…), Ropa, Formación (libros, cursos, seminarios, etc…), Educación de tus hijos (material escolar, extraescolares, etc…)

Cuando ya tengas claro todos tus gastos, podrás decidir cuáles vas a reducir un 10%, 20% o cuáles vas a incrementar.

 

3. Acciona

De nada sirve saber cuales son los gastos que debes reducir o que tengas un presupuesto bien organizado si no vas a tomar acción sobre tus finanzas personales.

 Hay dos formas para salir de las deudas fácilmente y es reducir los gastos para poder destinar ese excedente a abonar capital de la deuda, la otra y no menos importante, es aumentar los ingresos, pero esta forma no es efectiva si no tienes una absoluta disposición.

 Muchas veces nuestros ingresos aumentan, ya sea por aumentó de salario, un nuevo negocio o cualquier otro motivo. De esa manera pensamos que podemos gastar más o endeudarnos más, lo que es totalmente contraproducente con el objetivo de salir de las deudas.

 Cuando nuestros ingresos aumentan debemos buscar la manera de mantener los gastos presupuestados y al final del mes tendremos un excedente de dinero que podemos destinar para abonar a la deuda.

 

4. Consejos

  • Cuando hayas alcanzado la meta de salir de las deudas, piensa en la situación que tienes ahora antes de volver a endeudarte.
  • Enfócate en incrementar siempre tus ingresos e invertir lo ahorrado.
  • Busca siempre la forma de generar ingresos pasivos, que te permitirán la libertad financiera.
  • Si crees que no puedes solo, busca ayuda, hay coach que pueden guiarte en este proceso y crear buenos hábitos financieros.
  • Capacítate, hay buenos cursos en internet que pueden ayudarte en el proceso.

Artículos relacionados